Así mata el nuevo coronavirus, por J.M. Fernández-Rua

Así mata el nuevo coronavirus, por J.M. Fernández-Rua

Trabajo publicado en Frontiers of Public Health.

En los casos más graves, el nuevo coronavirus responsable de la actual pandemia mata a la persona a la que infecta, paradójicamente, a través de una reacción exagerada de su sistema inmunitario, cuya función es precisamente combatir las infecciones, según recoge Biotech Magazine&News.

Esta es la principal conclusión del trabajo publicado en Frontiers of Public Health. Esta revista pertenece al grupo Frontiers, fundado en 2007 por los neurocientíficos Henry y Kamila Markram, del Instituto Federal suizo de Tecnología de Lausana (EPFL).

De momento, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha infectado a más de cuatro millones de personas en 212 países, de los que, al menos, 272.000 han fallecido.

En este nuevo artículo de revisión, los científicos de la Universidad de Zunyi, en China, dirigidos por el profesor Daishun Liu revisan la epidemiología, vía de la enfermedad, síntomas, diagnóstico y tratamiento actual de COVID-19 grave. Destacan el papel clave de una reacción exagerada potencialmente letal del sistema inmune en la progresión de la enfermedad.

Explican, paso a paso, lo que hasta ahora se sabe sobre cómo el virus infecta las vías respiratorias, se multiplica dentro de las células y, en casos graves, hace que las defensas inmunes se sobrepasen con una tormenta de citoquinas.

Esta tormenta es una sobreactivación de los glóbulos blancos, que liberan cantidades demasiado grandes de citocinas, moléculas estimulantes de la inflamación, en la sangre.

‘Tormenta de citoquinas’

Las citocinas -según la American Cancer Society- son pequeñas proteínas, cruciales para controlar el crecimiento y la actividad de otras células del sistema inmunitario y las células sanguíneas. Cuando se liberan, envían una señal al sistema inmunitario para que cumpla con su función.

Afectan el crecimiento de todas las células sanguíneas y otras células que ayudan a las respuestas inmunitarias e inflamatorias del organismo. También contribuyen a aumentar la actividad contra el cáncer mediante el envío de señales que pueden ayudar a que las células anormales mueran y las células normales vivan más tiempo.

Un tipo específico de citocina se llama quimiocina. Una quimiocina puede provocar que las células inmunitarias se muevan hacia un objetivo. Hay diferentes tipos de quimiocinas, entre ellas interleucinas, interferones, factores de necrosis tumoral y factores de crecimiento.

coronavirus

 

Pueden seguir leyendo la información en el siguiente enlace.

Fuente: Biotech Magazine&News 13-05-2020


Etiquetas asignadas al artículo:
coronavirus

Artículos relacionados

Analizan las mejoras de los nuevos anticancerosos

Anticancerosos. Según publica BMJ sólo el 51% de innovaciones de anticancerosos han mostrado mejoras significativas en supervivencia o calidad de

Nuevo fármaco para la enfermedad de Huntington

Enfermedad de Huntington. Un equipo de investigadores de la University College of London ha probado un nuevo fármaco para la

Vinculan el sistema inmune con el desarrollo del alzhéimer

Investigadores hallan tres nuevas variantes genéticas que señalan la implicación de las células inmunes del cerebro en el desarrollo del