Displasia de cadera: ¿En qué consite?

Displasia de cadera: ¿En qué consite?

A largo plazo, puede provocar más problemas en la articulación.

Alrededor de cuatro de cada 1.000 recién nacidos padecen displasia de cadera, una afección que se produce cuando la cadera de los niños no se forma en el lugar correcto y la articulación de la cadera se disloca. Cuando esto ocurre, si la displasia no se corrige en los primeros meses, una pierna será más larga que otra y, en cuanto el niño ande, lo hará con cojera. A largo plazo, puede provocar más problemas en la articulación.

La cadera de los recién nacido no está todavía desarrollada ni osificada, sino que está formada casi en su totalidad por cartílago. El desarrollo se completa en los meses siguientes a su nacimiento. En algunos casos, la cabeza del fémur, que debe encajar en la pelvis, está mal encajada al nacer, y la cadera se forma de manera incorrecta. Cuando esto ocurre, los médicos hablan de displasia evolutiva de cadera, que puede estar presente al nacer -lo más común- o desarrollarse posteriormente.

Si la displasia no se corrige y durante la adolescencia y la edad adulta sigue la displasia, es probable que haya que poner una prótesis. Por suerte, en la inmensa mayoría de los casos, una displasia localizada y tratada a tiempo no deja secuelas. Además, los niños tratados son sometidos a seguimiento médico hasta que llegan a la edad adulta para prevenir complicaciones.

Fuente: 20 Minutos 21-02-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
bebésDisplasia de cadera

Artículos relacionados

El Marañón participa en una app para mejorar la calidad de vida de pacientes con cáncer

El objetivo es mejorar la calidad de vida y la atención a estos pacientes durante su enfermedad. El Servicio de Oncología

Riesgo cardiovascular en pacientes en diabetes

Riesgo cardiovascular. Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tienen mayor riesgo cardiovascular, ha destacado el cardiólogo Juan Cosín. Fuente:

La Comisión Europea aprueba Besponsa de Pfizer

Besponsa. La Comisión Europea ha autorizado la comercialización en la Unión Europea del principio activo inotuzumab ozogamicina, medicamento registrado por