Dra. Beneytez: “En una crisis de ansiedad, el niño no tiene el control y su desbordamiento emocional es una petición de ayuda”

Dra. Beneytez: “En una crisis de ansiedad, el niño no tiene el control y su desbordamiento emocional es una petición de ayuda”

“La ansiedad es más frecuente en personas con TEA”.

La doctora Carmen Beneytez, investigadora especialista en ansiedad y bienestar emocional en autismo y Orientadora en el Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica específico de TEA de la Comunidad de Madrid, aborda en una entrevista con 20 Minutos la ansiedad y el autismo.

A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta- Según datos de Autismo España, el 27% de las personas con autismo tiene alguna condición asociada a la salud mental. ¿A qué se debe?

Respuesta- En salud mental, la comorbilidad, es decir, la existencia de varios diagnósticos en la misma persona, es la regla en lugar de la excepción. Por ello, en los últimos años está cobrando mucha relevancia el enfoque transdiagnóstico, que consiste en entender los distintos trastornos desde los mecanismos que comparten. Es muy curioso ver cómo los mecanismos de vulnerabilidad que están en la base de los trastornos emocionales son muy frecuentes en las personas con autismo.

P- La ansiedad, en la que eres experta, es el trastorno más común. ¿Qué prevalencia tiene entre las personas con TEA?

R- Existe una gran variabilidad en las cifras de prevalencia de unos estudios a otros, que hunde sus raíces en la complejidad de la detección de la ansiedad en personas con TEA. En lo que sí coinciden todos los estudios es en que la ansiedad es más frecuente en personas con TEA.

P-¿Qué lleva a las personas con autismo a tener más ansiedad?

R- Los detonantes de la ansiedad en el autismo debemos comprenderlos desde un enfoque interactivo, es decir, en la interacción entre las características propias de las personas con autismo y un entorno en el que con frecuencia se sienten como una pieza que no encaja. El choque entre las dificultades inherentes al autismo y la falta de comprensión y de aceptación por parte del entorno que les rodea precipita el desarrollo de síntomas de ansiedad.

P-Dice que un niño con autismo no nace con ansiedad. ¿Se puede evitar entonces?

R- Desde el conocimiento de los períodos críticos para el desarrollo de la ansiedad, así como de los factores que la desencadenan y de las habilidades que les hacen más fuertes ante la ansiedad, se pueden poner en marcha intervenciones preventivas para que, al menos en algunos casos, los síntomas de ansiedad que aparecen en la primera infancia no se instalen en su memoria emocional y no evolucionen hacia auténticos trastornos de ansiedad que les incapacitan y bloquean en etapas posteriores.

P-En un niño sin lenguaje -o muy poco- que además no reconoce sus emociones ni las sabe expresar o pedir ayuda, ¿cómo pueden sus familiares, profesores… darse cuenta de que tiene ansiedad?

R- Las dificultades que las personas con autismo tienen para el reconocimiento y expresión de sus emociones constituyen un obstáculo importante para la detección de la ansiedad. Por ello, es muy importante que las personas cercanas estén muy atentos a cualquier cambio en su comportamiento que pueda indicar malestar emocional. Por ejemplo, una intensificación de sus dificultades comunicativas en un contexto concreto o un aumento en la resistencia relacionada con sus patrones restringidos. También es importante prestar atención a la expresión fisiológica de la ansiedad, que se puede manifestar a través de un aumento de la tasa cardiaca, temblores, etc.

P- ¿Hay factores, hechos, contextos… que disparan esta ansiedad?

R- Son muchos los factores que pueden desencadenar la ansiedad y varían de unas personas a otras. Algunos de los más frecuentes son los entornos caóticos o poco predecibles, la exigencia de un comportamiento “normotípico”, la sobreprotección, el rechazo social, los entornos que les suponen una sobrecarga sensorial, las situaciones que conllevan incertidumbre, etc.

Hay factores externos que debemos evitar, tales como la sobreprotección o el rechazo social, pero además es esencial el desarrollo de habilidades para afrontar la ansiedad. Es importante tener en cuenta que la ansiedad solo se supera enfrentándose a ella. La evitación solo contribuye a que esa ansiedad se cronifique.

Fuente y Foto: 20 Minutos 09-04-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
AnsiedadAutismo

Artículos relacionados

Farmacéuticos con Bidafarma

El Dr. Bartolomé Beltrán recoge en su artículo para el periódico “El Diario de Cádiz” las opiniones de los representantes del

La Comunidad de Madrid construirá un nuevo Hospital La Paz

5.000 metros cuadrados. Cristina Cifuentes , presidenta de la Comunidad de Madrid, ha anunciado la construcción de un nuevo Hospital

Localizan genes que aumentan el riesgo de cáncer de mama triple negativo

Tasa de supervivencia de 5 años.  Un equipo de investigación dirigido por Fergus Couch, genetista de la Clínica Mayo (Estados