Dra. De La Fuente: “Muchos profesionales están necesitando ayuda para salir del bache”

Dra. De La Fuente: “Muchos profesionales están necesitando ayuda para salir del bache”

 “La pandemia cada vez coge a los profesionales más cansados y hace más mella el incremento de casos”

Carmen De La Fuente, Presidenta de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (SEMIUC), aborda en una entrevista con el Diario de Sevilla, la situación actual de los profesionales en su lucha contra la pandemia de coronavirus en España.

A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta–¿Ahora vivimos una cuarta ola?

Respuesta–No estamos en los niveles de las segundas y terceras olas. Aun así, la denominación es algo epidemiológico. Desde mi posición, estamos tardando ahora más tiempo en la salida de las UCIS pero eso quiere decir que hay más supervivencia. Vemos que la ocupación de las UCIS sigue siendo alta y no hemos llegado al valle, tras la curva, de oleadas anteriores. Ahora estamos temiendo el efecto de estos días de vacaciones y el incremento de las reuniones familiares.

P–Hace un año afirmaba que estábamos bien preparados para lo que se preveía. ¿Cree que estaba en lo cierto?

R–En ese momento estábamos dando un mensaje de esperanza a la población. Nuestra especialidad tiene mucha preparación para hacer frente a procesos infecciosos en UCIS. La primera ola dio tiempo a redefinir y planear. Aun así, creo que uno no está suficientemente preparado para algo como lo que estamos viviendo. La pandemia era algo inesperado y nos hemos ido adaptando. Pero, más allá de los recursos estructurales, hay que subrayar el desgaste de los profesionales que han hecho un esfuerzo muy importante aumentando turnos y guardias. Cada vez nos coge más cansados y hace más mella el incremento de casos. Ahora los profesionales estamos más seguros, vacunados y tenemos medios de protección adecuados.

P–¿Hay cambios o aprendizajes que hayan venido para quedarse?

R–De cualquier situación  se saca un aprendizaje y en este caso no solo desde el punto de vista médico, sino  humanístico y de la organización de los profesionales. Se ha realizado una inversión en tecnología y recursos, como respiradores, sistemas de oxigenación extracorpórea o plataformas para que los profesionales estemos mejor conectados. Todo eso se va a quedar, lógicamente. También se ha mejorado el aislamiento máximo de determinadas zonas. En general, hemos tenido mucho aprendizaje y quedará un poso muy importante de cómo han trabajado los equipos y la respuesta que podemos dar.

P–Estáis muy cerca de pacientes y familiares en momentos muy especiales. ¿Cómo llevar esa sobreexposición al dolor humano?

R–Ese ha sido un tema muy duro. Antes de la pandemia, la mayoría de las UCI habían evolucionado para facilitar el acceso de los familiares y esto ha sido un paso atrás. Hemos hecho esfuerzos para que se sintieran acompañados, haciendo videollamadas y facilitando de alguna manera el contacto con las familias. Hemos tenido una respuesta maravillosa de las familias y hemos hecho todo para que puedan despedirse. El sentimiento de los profesionales era de gracias, por estar ahí, pero de disculpas por no poder facilitar el contacto y la compañía como a todos nos gustaría.

P –¿Ha sido un desgaste añadido a nivel emocional?

R– Así es. Temer por nosotros mismos, los pacientes y sus familias genera un desgaste psicológico añadido. Me consta que muchos profesionales están necesitando ayuda para salir del bache.

Fuente y Foto: Diario de Sevilla 11-04-2021



Artículos relacionados

Dra. Pilar de Lucas, presidenta del 50 congreso SEPAR

El 50 Congreso SEPAR, Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, reunirá del 2 al 5 de junio en Madrid

Los anticuerpos ‘desaparecen’ en el 14% de españoles

El 5,2% de españoles con anticuerpos El Ministerio de Sanidad ha hecho públicos los resultados de la tercera y última

M.A. Amor: “Estudiar farmacia ha sido la mejor decisión que he tomado”

Miguel Ángel Amor García, estudiante de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca, ha obtenido la máxima calificación del examen del FIR, convirtiéndose en