El confinamiento aumenta la aparición de varices

El confinamiento aumenta la aparición de varices

Las personas con este problema tendrían más probabilidades de sufrir algún episodio de trombosis venosa al contraer la Covid-19

Las medidas de confinamiento y de limitación a la movilidad podrían ser el caldo de cultivo perfecto para la aparición y empeoramiento de una de las patologías vasculares más comunes: las varices. Aunque aún es pronto para saber si se han incrementado el número de casos durante la pandemia, «sí podemos afirmar que esas mismas medidas junto al teletrabajo han provocado el abandono de ciertos hábitos saludables que eran muy aconsejables para pacientes con varices o enfermedad venosa crónica en general: hemos disminuido el ejercicio físico diario (simplemente el hecho de caminar es muy beneficioso para las varices), hemos aumentado el sedentarismo, e incluso, hemos cogido unos kilos de más. Y esto ha generado un aumento de los síntomas de enfermedad venosa en las piernas: pesadez, cansancio, picor, calambres…», asegura Agustín Arroyo, vicepresidente 2º del Capítulo Español de

El principal factor en la aparición de las varices es el genético, si bien no se sabe con certeza cuál es su origen primero, es decir, la razón de que en algunas personas las paredes de las venas de las piernas se dilaten y las válvulas dejen de funcionar correctamente. Pero lo que sí está claro es que la carga hereditaria y familiar es muy importante.

¿Cómo tratarlas?

¿Qué se puede hacer entonces para prevenir su aparición? Según el experto, que es director médico de la Clínica Vasculine de Madrid, lo mejor es evitar los factores de riesgo: no permanecer de pie parado, que «es malísimo para las varices», como también lo es pasar muchas horas delante de un ordenador sin levantarse (conviene dar un paseo de cinco o diez minutos cada hora) o evitar el sobrepeso pues «en una situación de sobrecarga, las venas están más limitadas para realizar su función de drenaje de la sangre hacia el corazón» así como y hacer ejercicio, sobre todo caminar y la natación.

No hay que olvidar que las varices es son una enfermedad crónica, «esto significa que no van a desaparecer solas o ir a menos, al contrario, éstas evolucionarán hacia estados más avanzados que debemos de evitar. Cuanto antes se trata menos riesgos y más sencillo», recalca Arroyo. Hay medidas iniciales que pueden enlentecer la evolución de la enfermedad y mejorar los síntomas: contención elástica con medias, fármacos específicos, etc.

Fuente: La Razón 22-02-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
confinamientocoronaviruscovid-19varices

Artículos relacionados

El desabastecimiento de medicamentos ha aumentado un 135% en los últimos 5 años

Un informe de la OCU y Salud por Derecho avisa del aumento del desabastecimiento de fármacos en los últimos años

Alertan de que uno de cada cuatro sevillanos tiene hígado graso

Enfermedades cardiovasculares. “A mediados del siglo XX empezamos a comer, a no movernos y a dejar de ir andando a

Nueva terapia para combatir las superbacterias resistentes a los antibióticos

Podría ser un tratamiento clave para infecciones pulmonares. Una nueva terapia patentada por científicos de la Universidad de Cincinnati (UC)