Y es que seg煤n indica聽Antonio Barrios聽Merino, especialista en endocrinolog铆a y nutrici贸n de聽Quir贸nsalud Huelva, el confinamiento ha supuesto incremento de peso de 3,5 kilos de media, que unidos a las vacaciones que han supuesto otros dos, un adulto medio puede encontrarse en la vuelta al trabajo con 5,5 kilos de m谩s. “Regresamos a casa, nos subimos a la b谩scula y nos entra el p谩nico, queremos perder esos kilos de forma inmediata por lo que normalmente se recurre a dietas milagro que prometen esa p茅rdida en una semana sin tener en cuenta las consecuencias para nuestra salud y el efecto rebote que suelen producir la mayor铆a de ellas”, apostilla el doctor.

Durante la pandemia, “el comer por aburrimiento”, la proliferaci贸n de la afici贸n a la cocina, 鈥攕obre todo a la reposter铆a鈥, el sedentarismo en muchos casos o la pr谩ctica de ejercicio anaer贸bico (aumenta el volumen muscular y por tanto el peso) nos ha hecho llegar a las vacaciones con m谩s peso a lo que se ha unido el desorden horario del verano, las tapitas, la cerveza… que suman m谩s kilos a la b谩scula.

En opini贸n del doctor Barrios, s贸lo con la vuelta a la rutina y la normalizaci贸n de los horarios, perdemos peso naturalmente, “comiendo sano, un poco de todo y con moderaci贸n”. El propio desgaste cal贸rico de la vida normal o laboral regular谩 nuestro peso.