La formación en cuidados oncológicos

La formación en cuidados oncológicos

La medicina integrativa adquiere mayor relevancia en las enfermedades crónicas.

Las necesidades sanitarias han experimentado un cambio sustancial en los últimos años y más tras la crisis generada por la COVID-19. El objetivo de tratar enfermedades ha dejado paso a un concepto mucho más ambicioso en el que el paciente y todo lo que le rodea, es el centro de nuestra actividad. Lo hemos denominado medicina integrativa, según recoge IMQ Ibérica.

La medicina integrativa adquiere mayor relevancia en las enfermedades crónicas, y las enfermedades oncológicas lo son, que, además de un soporte terapéutico, necesitan de una implicación en el proyecto de vida del paciente, con el objetivo claro de que ellos pierdan la menor calidad de vida posible durante su enfermedad y que, una vez superada esta, recuperen plenamente su bienestar.

Este cambio de mentalidad enfoca la salud desde un nuevo paradigma: promover el bienestar personal y empoderar a las personas para alcanzar un estado óptimo de su organismo durante y después de la enfermedad.

Para ello necesitamos el conocimiento de los factores que inciden positivamente en los pacientes, con alto valor terapéutico y evidencia científica, y la metodología para que estos cambios de hábitos sean permanentes. “No es lo mismo asistir a un taller formativo que te informa que practicar con profesionales y otros pacientes durante tres meses tus nuevos hábitos de vida siguiendo una metodología validada académicamente” señala el Dr. José María Fernández Moya, Director General de Rutinoterapia.

¿De dónde surge la idea?

A partir de la experiencia personal de Ana Siles, cofundadora de Rutinoterapia, se pusieron las bases para desarrollar una metodología para acompañar y mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos durante su proceso de tratamiento y posterior seguimiento de la enfermedad. Está basada en un mayor conocimiento de las causas de su enfermedad, la adecuación del ejercicio físico, la aplicación de recursos psicológicos, técnicas de higiene del sueño, cuidado de la piel, ejercicios de relajación y la adopción de nuevas rutinas en alimentación. De ahí vino la creación de una Web, rutinas durante el cáncer, y el posterior lanzamiento de la Escuela de Pacientes Oncológicos en el Hospital HLA Moncloa, junto a un equipo médico multidisciplinar. “Las rutinas nos ayudan por ponen foco en lo que puedes controlar en momentos de máxima incertidumbre y miedo”, dice Ana Siles.

A partir de ahí se impuso validar esta metodología a través de experiencias similares, más desarrolladas, enfocadas, no ya a la formación del paciente, si no de su entorno y de todas las personas que estén implicadas en su cuidado y encontraron. Por eso incorporaron seis semanas del curso “Chronic Disease SelfManagement Program (CDSMP)” creado originalmente por la Facultad de Medicina de Stanford.

“El programa creado para el autocuidado de pacientes crónicos, supervivientes de cáncer y cuidadores, a quienes se les enseñan habilidades para gestionar sus patologías y mejorar su calidad de vida, tiene más de 35 años y evidencia científica que garantiza los resultados”, dice el Dr. Perez Carrión, Oncólogo Medico y Presidente Honorifico de la Asociación Escuela de Pacientes en Rutinoterapia.

El resultado de unir ambas metodologías es un curso de formación reglada, validado académicamente, de tres meses de duración y con una amplio Claustro de profesores formado por especialistas en oncología, médicos de otras especialidades, profesionales sanitarios y pacientes expertos como facilitadores y dinamizadores del coaching.

Fuente: IMQ Ibérica 07-04-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
cuidados oncológicosIMQ Ibérica

Artículos relacionados

Nuevo fármaco para la enfermedad de Huntington

Enfermedad de Huntington. Un equipo de investigadores de la University College of London ha probado un nuevo fármaco para la

Donantes de médula: La Comunidad de Madrid consigue su objetivo de 7.000 donaciones en 2019

Campaña “Un match x una vida”. El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid ha alcanzado los 7.000 nuevos

“Pon al cáncer de pulmón contra las cuerdas”, nueva campaña de Bristol-Myers Squibb

Sensibilizar e informar sobre el cáncer de pulmón. Bristol-Myers Squibb, en colaboración del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP)