Montserrat Lacalle: “En personas vulnerables vemos más conductas obsesivo-compulsivas”

Montserrat Lacalle: “En personas vulnerables vemos más conductas obsesivo-compulsivas”

“Las personas mayores son el colectivo más afectado a nivel emocional”

Montserrat Lacalle, profesora de Psicología en la Universitat Oberta de Catalunya explica que la pandemia por covid-19 activa una emoción universal: el miedo. Pero este no afecta a todos por igual. Los rebrotes pueden obsesionar a los individuos con más tendencia a la ansiedad porque “les dan la evidencia de que su miedo está ajustado a la situación”, explica Lacalle. ¿Cuál es el límite? “La clave es que no nos paralice”
A continuación parte de la entrevista:

Pregunta- ¿Cómo ha afectado la pandemia por COVID-19 a nuestra salud mental?

Respuesta- Ahora vemos maneras de comportarse más peculiares en algunas personas. Tienen más ansiedad o preocupación ante el contagio, más conductas obsesivo-compulsivas por el miedo a la infección y mantienen patrones para desinfectarse o evitar espacios en los que crean que puede haber riesgo.

P- ¿Se trata de nuevos trastornos por la situación excepcional que hemos vivido o se arrastran del pasado?

R- Normalmente, los individuos con este tipo de problemas son personas que ya eran vulnerables o habían tenido trastornos anteriormente. O, como mínimo, contaban con factores de riesgo que los hacen más propensos: tendencia a preocuparse, comportamiento rumiativo, angustia…

P- También se da la situación opuesta, de gente que ha vivido bien el aislamiento…

R- Sí, las personas tímidas, reservadas, con pocas habilidades sociales y que ya de por sí tendían al aislamiento, no han vivido tan mal el confinamiento. Su problema es que ahora les cuesta volver a coger el ritmo. Pero su tendencia a no querer salir no sería tanto por el miedo al contagio sino porque les incomoda la cotidianidad de estar con gente, les cuesta un montón volver a hacer el esfuerzo de relacionarse.

P- ¿Se podría llegar a desarrollar incluso fobia social?

R- En algunos casos, siempre y cuando ya hubiera previamente una restricción social antes del confinamiento. Es fundamental tener en cuenta que el estado psicológico actual de algunas personas está relacionado con cómo eran antes de que sucediera la pandemia, con su personalidad y sus formas de afrontar los problemas.

P- ¿Quién ha podido ser el grupo de mayor riesgo en el confinamiento?

R- Las personas mayores han sido las grandes olvidadas. Desde el punto de vista sanitario eran el grupo de riesgo, y convivir con esa debilidad es difícil. Quizá no tenían problemas físicos importantes pero ahora se han vuelto conscientes de dicha vulnerabilidad. Muchos han perdido coetáneos, amigos, y han echado mucho de menos el contacto con la familia.

Incluso con el desconfinamiento, muchas familias han querido ser prudentes a la hora de volver a contactar y ver a los abuelos. Son el colectivo más afectado a nivel emocional.

P- ¿Cómo de importante es dónde hayamos pasado el confinamiento?

En las grandes ciudades, las personas que han tenido balcón o una terraza —lo que puede suponer haber disfrutado de más sol o contacto con el exterior— han estado mejor que aquellos confinados en pisos pequeños y oscuros. Eso sí, más importante que el espacio en sí es con quién has estado ese tiempo.

P- El coronavirus ha aumentado el miedo, ¿cuándo pasará esta emoción?

Los psicólogos siempre diferenciamos una parte de miedo que es positiva porque es adaptativa. Es decir, es la causante de que ahora tengamos unas precauciones que antes no teníamos, o que hagamos lo que las autoridades nos dicen, como llevar mascarilla, lavarnos las manos o mantener la distancia de seguridad.

Si yo no me creo vulnerable o no poseo percepción de riesgo, es más probable que me salte todas las recomendaciones sanitarias. Si tengo un miedo ajustado a la situación, mantendré conductas de precaución. El problema está en la persona que lo magnifica y ve más riesgo del que hay, se cree más vulnerable y comienza a obsesionarse.

Fuente: Sinc 26-09-2020



Artículos relacionados

Dr. Dick Pasker: “Respirar a través de la mascarilla genera resistencia”

“La seguridad mínima a respetar para correr debería ser de diez metros” El doctor Dick Pasker, neumólogo del Hospital Quirónsalud

Dr. Diana Guerra: “La aceptación de la infertilidad sigue siendo muy dura”

Los tratamientos de reproducción asistida a menudo conllevan sentimientos de frustración, estrés, ansiedad y duelo. Los procesos de reproducción asistida,

Dr. González: “Jamás hay que obligar a un niño a comer”

Carlos González es uno de los pediatras de moda. El periódico “La nueva España” lo entrevista para que el experto