Nuevas técnicas pioneras en el tratamiento de patologías de hombro y codo

Nuevas técnicas pioneras en el tratamiento de patologías de hombro y codo

Terapias biológicas.

El Hospital Quirónsalud Barcelona, a través del equipo que dirige el Dr. Ramon Cugat, está desarrollando nuevas técnicas pioneras en el tratamiento de patologías de hombro y codo, aprovechando los avances que se están dando en el uso de nuevas terapias biológicas para la regeneración de los tejidos y la preservación articular. Este amplio abanico de soluciones permite ofrecer una respuesta a pacientes con una alta complejidad en sus lesiones.

En ocasiones, las roturas completas de los tendones del hombro (manguito de los rotadores) no pueden repararse. En algunos pacientes incluso con varias cirugías en el hombro para coser los tendones éstos siguen sin cicatrizar. Esta es una situación potencialmente grave porque no tiene fácil solución y acarrea un sufrimiento y limitación funcional para los pacientes.

“En la mayoría de las ocasiones existe un déficit biológico subyacente que impide la correcta cicatrización. Es ahí donde las terapias biológicas combinadas con una correcta técnica quirúrgica y rehabilitación postoperatoria pueden ayudar mucho a estos pacientes”, comenta el Dr. Eduard Alentorn Geli, especialista en cirugía reconstructiva de hombro y codo, cirugía artroscópica y tratamientos biológicos del equipo del Dr. Ramon Cugat.

Fuente: Quirónsalud 23-10-2018


Etiquetas asignadas al artículo:
hombro y codoTerapias biológicas

Artículos relacionados

Janssen celebra el IV Simposio Nacional de Artritis Psoriásica

Manejo integral de la enfermedad.  Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson ha celebrado el IV Simposio Nacional de Artritis

Más de 2.000 especialistas se darán cita en el 66º Congreso de la Asociación Española de Pediatría

Conocimientos en torno a la salud infantil. Zaragoza ha sido la ciudad elegida para acoger, desde este jueves, 7 de

El Código Infarto ha reducido la mortalidad por infarto en España

Código infarto. La adopción de los programas de Código Infarto ha conseguido reducir en un 30%-40% la mortalidad por infarto