O. Mitjà: “Si hacemos las cosas bien, en dos semanas podríamos reducir la transmisión significativamente”

O. Mitjà:  “Si hacemos las cosas bien, en dos semanas podríamos reducir la transmisión significativamente”

Mitjà, lleva semanas estudiando el avance de la pandemia y advirtiendo del elevado riesgo de transmisión

Oriol Mitjà es infectólogo e investigador de la Fundación Lucha contra el Sida, ya ha lidiado con más de un enemigo invisible al ojo humano.  El médico ha encontrado en un viejo antibiótico la cura para el pian, una dolencia tropical que genera malformaciones óseas y úlceras que desfiguran el rostro. Y ahora  se ha echado a las espaldas el liderazgo, junto a Bonaventura Clotet, de un estudio en Cataluña para cortar la cadena de transmisión del coronavirus administrando un antiviral a los casos positivos y otro antimicrobiano a sus contactos cercanos.

Mitjà, lleva semanas estudiando el avance de la pandemia y advirtiendo del elevado riesgo de transmisión.

El periódico El Pais realiza una entrevista a Oriol Mitjà, que recogemos a continuación.

Pregunta. ¿Esta crisis sanitaria era evitable?

Respuesta. Sí. Ha habido falta de anticipación e incapacidad para hacer previsiones y predicciones epidemiológicas de una epidemia evitable. El no evitarla ha conllevado unas consecuencias en la salud pública y esa, en términos médicos, es la definición de negligencia.

P. Usted lleva semanas advirtiendo de que el riesgo de transmisión del coronavirus era mayor del que decían las autoridades. ¿Qué veía en sus modelos matemáticos?

R. La transmisión de una infección depende de tres factores: el número de contactos que una persona tiene, la capacidad del patógeno para transmitirse y la capacidad de infección. Usando estos parámetros nos dimos cuenta enseguida de que un solo caso en una localidad podía sembrar una epidemia y la llegada de tres casos era un riesgo de hasta el 60% de que hubiera un brote a nivel local. Cuando hay 20 o 30 casos, ya es imparable y hay que hacer estrategias de control más agresivas.

“Ese mensaje de calma ha sido perjudicial para hacer una planificación adecuada”

P. ¿Qué ha fallado? ¿Ha sido miedo, exceso de confianza, tal vez?

R. No estoy seguro. Parece que, desde el momento inicial, no hemos tenido la capacidad de hacer unos análisis epidemiológicos detallados para comprender cuál era la situación. Nos hemos basado en el número de casos que había en el día a día en lugar de predecir qué es lo que podía suceder en el futuro. Ese mensaje de calma ha sido perjudicial para hacer una planificación adecuada. Si tomas las decisiones en base al número de casos que ves aquel día, esos casos se infectaron hace ya una semana y significa que en ese momento ya estás mucho peor. Y para poder sobreponerte a una epidemia de estas características necesitas ir por delante de la epidemia.

P. ¿Qué se tendría que haber hecho?

R. Hay distintas estrategias. Diferentes países han tomado medidas distintas, pero todas contundentes. China hizo un confinamiento masivo, pero Corea del Sur lo que hizo fue hacer centenares de miles de pruebas para detectar los casos muy pronto.

Aquí ha habido tres errores: primero, una incapacidad para hacer previsiones; segundo, un error de la comunicación, que ha sido opaca y ha perjudicado a los gestores y planificadores sanitarios para poderse preparar y tomar decisiones antes de que llegara la crisis y no durante; y tercero, las dudas a la hora de tomar decisiones críticas, hay que ser taxativos y ejecutar los planes sin perder tiempo en reuniones y dubitaciones.

P. ¿Las medidas actuales son suficientes o están siendo negligentes?

R. En los últimos tres días se han comenzado a tomar medidas, pero la situación es grave porque hemos dejado que la epidemia avanzara demasiado. Nos encontramos en un situación en la que hay falta de material médico, desbordamiento de los hospitales, un crecimiento incesante en el número de casos porque el confinamiento no está siendo efectivo y un movimiento de poblaciones infectadas que están saliendo de zonas altamente epidémicas hacia otras regiones de España, como es el caso de Madrid y viajeros que fueron a Galicia y la costa de Valencia. Por eso ahora las medidas que se requieren son más agresivas y serán insuficientes las que se han tomado hasta hoy.

Fuente: El País 18-03-2020


Etiquetas asignadas al artículo:
coronavirus

Artículos relacionados

El sector sanitario de titularidad privada, a disposición del Gobierno y las CC.AA

Detección de casos de COVID-19. El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad de referencia

M. Luisa Carcedo: “El suicidio es una epidemia que causa el doble de muertes que los accidentes de tráfico”

Salud mental. La nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, es médica y tiene una amplia

Dr. Murillo: “El sistema Crisalix es un simulador tridimensional que recrea el cuerpo del paciente antes y después de la cirugía”

Referente en cirugía plástica y estética. El doctor Diego Murillo, especialista referente en cirugía plástica y estética, ha inaugurado recientemente