Samuel Sánchez: «Utilizar nanobots in vivo abre las puertas al desarrollo de terapias contra el cáncer de vejiga»

Samuel Sánchez: «Utilizar nanobots in vivo abre las puertas al desarrollo de terapias contra el cáncer de vejiga»

Los nanorobots están cada vez más cerca de convertirse en una solución médica real y práctica.

Samuel Sánchez, investigador del Instituto de Bioingeniería de Cataluña, coordina un innovador proyecto de desarrollo de nanorobots para curar el cáncer de vejiga, uno de los más comunes y con peores efectos. Los nanorobots están cada vez más cerca de convertirse en una solución médica real y práctica.

El diario ABC realiza una entrevista al experto en la que aborda cómo la nanorobótica puede ser muy efectiva. A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta-¿En qué consiste vuestro proyecto?

Respuesta- Nosotros somos expertos en nanorobótica. Trabajamos con nanopartículas que conseguimos autopropulsar y que queremos que lleguen a las células tumorales y liberen el fármaco más apropiado contra el cáncer de vejiga. A través de una reacción química, en este caso con las enzimas de la ureasa, generamos que estas partículas se muevan. Hemos podido ver cómo se comporta el enjambre de nanorobots, cómo se mueven colectivamente dentro de los seres vivos, gracias a innovadoras técnicas de imagen molecular in vivo, con la ayuda del Centro de Investigación Cooperativa en Biomateriales CIC biomaGUNE, que colabora en el proyecto. Paralelamente contactamos con la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y la Fundación Clínic per a la Recerca Biomèdica, también implicados y cuyos responsables consideraron que la idea era magnífica para el cáncer de vejiga.

P-¿Por qué el de vejiga?

R-Es el más caro de curar. No es el más mortífero porque no suele llegar a la metástasis en muchos casos porque se pilla a tiempo. Aunque no es muy dañino, tiene unos efectos secundarios terribles, porque a menudo reaparece y obliga a tratamientos de quimioterapia, a veces con muchas sesiones, y que acaban perdiendo efectividad. Los nanorobots pueden ser un método más eficiente. Además, en general, solo el 0,7% de las nanopartículas utilizadas en oncología consiguen llegar a su diana, pero la vejiga es un lugar cerrado y podemos evitar los problemas que pueden provocar los flujos sanguíneos en este tipo de tratamientos. Queremos ser los primeros dentro de la comunidad de los nanomotores y la nanorobótica que demostramos que realmente esto no es un sueño: las nanopartículas pueden tener una aplicación efectiva.

P- ¿Se administraría muy diferente a la quimioterapia?

R-Con la quimioterapia el tratamiento se pasa por la vejiga directamente y a la media hora van rotando al paciente para que el fármaco no llegue a sedimentar al tocar la pared. Por el contrario, con los nanorobots podemos mejorar la penetración del tratamiento, que además podría llegar a tener un diseño personalizado. Realmente utilizar nanobots in vivo y en células de pacientes es una idea disruptiva nunca llevada a cabo hasta ahora, y que abre las puertas al desarrollo de terapias personalizadas y eficientes contra el cáncer de vejiga.

Fuente y Foto: ABC 20-09-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
nanorobotsSamuel Sánchez

Artículos relacionados

Valdis Dombrovskis: “100.000 millones de euros para financiar a trabajadores y autónomos”

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea sostiene que Bruselas está “abierta” a los eurobonos para financiar la salida a

Fátima Guillén: «Geobox es una solución eficaz para enfrentarse con éxito a escenarios de riesgo»

Se ha producido un escalado exponencial en los incidentes de riesgo a nivel internacional. Fátima Guillén Grande, CEO Geobox Solutions,

Nacho Aguiló: «En una pandemia, lo mejor es escuchar a los científicos»

“Estamos viviendo una movilización sin precedentes de recursos para la investigación” Bioquímico e inmunólogo, Nacho Aguiló, hizo su tesis sobre