Se cumplieron 30 años del primer helicóptero sanitario en la C. Madrid

Se cumplieron 30 años del primer helicóptero sanitario en la C. Madrid

 14 de julio de 1989.

Este año 2019 se cumple el 30 Aniversario de una experiencia en el ámbito de la asistencia a los accidentados de tráfico en la Comunidad de Madrid, que supuso un cambio trascendente en la atención a la urgencia y la emergencia extrahospitalaria.

El 14 de julio de 1989 voló, por primera vez en España, un helicóptero medicalizado, con capacidad para el traslado de pacientes, principalmente víctimas de accidentes de tráfico, prestando un servicio único a los ciudadanos en la Comunidad de Madrid, con perspectiva de continuidad.

Características del helicóptero

El helicóptero de la DGT que empezó a prestar servicio sanitario el 14 de julio de 1989 era un Ecureuil AS350, con una capacidad para cinco pasajeros y piloto. Tenía una velocidad de crucero: 260 kms./h. y un alcance de 650 kms. La altura máxima de vuelo eran 5.300 mts.

Una vez adaptado para la asistencia y transporte sanitario, tenía capacidad para un paciente en camilla, un piloto, un médico y un enfermero.

Dada la colocación del personal del equipo sanitario en relación con la camilla y el escaso espacio para maniobrar, durante el vuelo era muy difícil realizar técnicas complejas, esto nos obligaba a ser muy intervencionistas y anticiparnos a las complicaciones realizando cualquier técnica antes del despegue.

Centro de referencia

El centro de referencia era el hangar de helicópteros de la DGT situado en el aeropuerto de Cuatro Vientos.

Los traslados se realizaban al hospital 12 de Octubre (Madrid) ya que en aquel momento era el único con una helisuperficie utilizable.

En la foto se encuentran Arancha Menchaca (enfermera de trasporte sanitario); Rafael Moro (autor del proyecto); Tur (mecánico de helicópteros); Paco Grande (piloto DGT); Carmen Alibertch (la primera piloto de la DGT); José Ramón Luis Yagüe (Ministerio Sanidad); Antonio Hernando (médico H12 O.), Luis Alberto Rodríguez (médico, Cruz Roja); Carlos Muñoz Repiso (DGT).

Obstáculos que hubo que superar para poner en marcha el proyecto

El principal obstáculo para esta iniciativa fue la resistencia de la administración al cambio. Sólo la fortuna de encontrar a algunos profesionales de la administración en puestos claves y en el momento oportuno permitió que saliera adelante. Es seguro que estos profesionales no han sido realmente conscientes de la trascendencia de su decisión; de los miles de vidas que se han salvado y las decenas de miles de heridos que han tenido la oportunidad de tener una recuperación completa, porque un día, ellos decidieron, en contra de muchas opiniones de su entorno, permitir a un helicóptero volar para ayudar a los accidentados y así crear un servicio que se extendería por todo el país.

En resumen, participaron e impulsaron este proyecto:

Miguel María Muñoz (entonces Director General de Tráfico), con el apoyo entusiasta de Carlos Muñoz Repiso, quien  creyó en la idea y autorizó el uso de un helicóptero

Carlos Payá (Presidente de Cruz Roja de Madrid), motivado por Luis Alberto Rodríguez, médico de Cruz Roja, impulsor del proyecto.

Narciso Perales de Viguri colaboró allanando el camino en Cruz Roja y en el Hospital 12 de Octubre.

Los médicos que volaban en el helicóptero en sus inicios fueron Antonio Hernando Lorenzo y Raul Comas Sanmartin del H. 12 de octubre y Luis Alberto Rodriguez de Cruz Roja. También participaba la enfermera Arancha Menchaca.

Rafael Moro Fonseca, redactor del proyecto, fue un elemento clave porque sin él nada hubiera sido posible; inasequible al desaliento, sostuvo los ánimos de todos los promotores cuando los noes formaban una montaña, su tesón, capacidad para las relaciones publicas y la negociación abrió las puertas.

José Ramón Luis-Yagüe, que en aquellos años ocupaba el puesto de Jefe de Servicio de Evaluación de Programas de la Dirección General de Planificación Sanitaria del Ministerio de Sanidad y Consumo. Además de apoyar e impulsar el proyecto, encarga, coordina, dirige y difunde una serie de trabajos técnicos que dieron soporte y dotaron de la máxima eficiencia y calidad al proyecto: i) Estudio sobre zonas de aterrizaje del helicóptero en la Comunidad de Madrid; ii) Zonas de aterrizaje en centros sanitarios y hospitales; iii) Protocolos de coordinación de medios aéreos y terrestres para la activación y derivación de accidentados; iv) Transporte secundario de urgencias; v) Prevención de accidentes de tráfico.

Ana Tutor, Delegada del Gobierno, “empujó” a unos y otros.

En resumen, el helicóptero sanitario fue el resultado de una acción conjunta en la que el Ministerio de Sanidad y del Insalud apoyaron un proyecto que, salió adelante con la colaboración de todas las instituciones concernidas: DGT; Cruz Roja; Delegación del Gobierno en la CM; Insalud; Ministerio de Sanidad.

Primera intervención del helicóptero sanitario

Fue un accidente en la carretera de Madrid a Leganés, había un solo herido: un joven que presentaba lesiones de escasa gravedad y fue trasladado en ambulancia.

Autonomías que siguieron esta misma senda

Este servicio fue el primero de estas características en toda España con continuidad en el tiempo. No fue un proyecto puntual ni una experiencia piloto, aunque hubo de superar un periodo de “pruebas”.

Cuando se puso en marcha existían dos servicios de helicópteros sanitarios, uno en Castilla la Mancha y otro de la Diputación de Alicante, pero solo se utilizaban para traslados secundarios de hospital a hospital.

Años antes también existió un intento similar en Zaragoza promovido por el Dr. Loste Paño, que se había formado en Alemania como traumatólogo y donde el helicóptero sanitario era un servicio habitual, que daba asistencia a todo el territorio. Su iniciativa en Zaragoza solo duro unos meses, debido a diferentes causas.

Las primeras autonomías que tuvieron un servicio como este siguiendo el esquema de la Comunidad de Madrid, fueron Valencia y Andalucía [Málaga y Sevilla], donde la DGT también facilitó sus helicópteros para prestar este servicio sanitario, mediante un convenio con UNESPA, que financió el equipamiento sanitario.

 

 Para más información (Texto que escribieron Luis Alberto Rodríguez y Rafael Moro Fonseca en Julio de 2019)


Etiquetas asignadas al artículo:
helicóptero sanitario

Artículos relacionados

La OMC entrega los Premios 100 Aniversario de “Médicos y Pacientes”

Prevención de la salud. Con motivo del décimo aniversario de “Médicos y Pacientes”, la OMC hará entrega de una serie

Activado el plan nacional preventivo contra las altas temperaturas

Con la llegada de las altas temperaturas, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha activado el Plan Nacional

Enfermedad genética: Más del 8% de la población la manifestará a lo largo de su vida

Últimos avances en el campo del diagnóstico genético. Casi el 10 % de la población manifestará una enfermedad genética a