El aloe vera, un excelente antiséptico y regenerador natural

El aloe vera, un excelente antiséptico y regenerador natural

Desde la antigüedad se ha utilizado para tratar diversas afecciones de la piel

El aloe vera es una planta de la familia de las liliáceas de hojas muy grandes y carnosas que forman grandes rosetones. Existen cerca de 200 especies diferentes de aloe que se cultivan en laderas soleadas, a menudo en lugares rocosos, principalmente en África, en Madagascar y en algunos puntos de Asia. Nuestro país no es ajeno a ella y en algunas provincias del litoral crecen varias especies de forma espontánea. Sus dos enemigos naturales son el exceso de agua y el frío por debajo de los diez grados, pero resiste con firmeza las plagas y la falta de agua. La recolección se hace cuando la planta ya es adulta, es decir, tiene entre dos y cinco años, y el corte sobre las hojas más bajas, exteriores y más próximas a la tierra, porque son las más viejas y tienen concentradas todas sus propiedades curativas. Pero lo importante no son las hojas, sino el jugo que se extrae de ellas y que se conoce como acíbar, cuya composición varía en función del aloe del que proceda, de la época de recolección y del método que se haya escogido para elaborarlo.

Limpiador y antiséptico

El aloe vera es un excelente limpiador y antiséptico natural que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos. Además, gracias a sus nutrientes naturales ayuda a la regeneración de todas las capas de la piel convirtiéndose en un estupendo cicatrizante. También actúa como anestésico, calmando especialmente el dolor muscular y de las articulaciones, dilata los capilares sanguíneos, incrementando la circulación de la zona tratada y, al contar entre sus integrantes con vitaminas, minerales y azúcares, es altamente nutritivo.

Como tratamiento dermatológico el aloe vera se comercializa en forma de cremas y geles y además está presente en multitud de limpiadores de uso en la higiene diaria.

Uso cosmético

Los laboratorios cosméticos no se han quedado al margen de las cualidades de esta planta y más aún cuando parece evidente que manos, cutis y cabello son las partes de la piel más beneficiadas por el aloe vera. Penetra en las tres capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis) limpiándose en profundidad. Tiene el poder de estimular la regeneración de células nuevas de la piel y la eliminación de las viejas, es decir, retrasa considerablemente el desgaste y el envejecimiento de la piel, manteniéndola fresca y juvenil durante mucho más tiempo. Así, con el aloe vera no hay arrugas prematuras y las propias de la edad se retardan. En definitiva, activa, limpia en profundidad, regenera, nutre y tonifica la piel, dándole un aspecto más fresco, juvenil y saludable.

Fuente: El médico interactivo 14-09-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
aloe veracosmeticaLimpiadorpiel

Artículos relacionados

Casi un 10% de niños de 11 años ha probado el tabaco

La exposición a la nicotina de niños y adolescentes puede tener efectos nocivos en el desarrollo del cerebro. El estudio

Asma: ¿Se puede prevenir?

Una mala alimentación puede aumentar el riesgo de desarrollarlo. Una nueva investigación sugiere que una mayor ingesta dietética de ácidos

Uno de cada tres menores sufre desnutrición o sobrepeso

Nuevo informe de Unicef. Al menos uno de cada tres niños menores de 5 años que hay en el mundo