El esguince de tobillo es una de las consultas en urgencias deportivas más habituales. El tobillo como articulación de carga que es, asociada al deporte y al impacto, puede sufrir giros bruscos (torceduras de tobillo) que estiran los ligamentos ocasionando un tobillo inflamado, comúnmente denominado esguince.

El Dr. Vicente López, del Servicio de Medicina Deportiva en Hospital El Pilar, te explica todo lo que tienes que saber sobre este tipo de patología deportiva.

¿Por qué se producen?

El tobillo posee un amplio movimiento de flexo-extensión que controlan dos ligamentos estabilizadores, el externo y el interno.

El ligamento lateral externo se divide en tres fascículos: ligamento peroneo astragalino anterior (LPAA), ligamento peroneo calcáneo (LPC) y ligamento peroneoastragalino posterior (LPAP). Dichos ligamentos se suelen lesionar de manera progresiva en función de la gravedad del esguince.

Fuente: Quirónsalud 02-01-2023