Dieta y cáncer de mama

Dieta y cáncer de mama

Cómo debe ser la dieta para reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas

La alimentación es uno de los factores más determinantes a la hora de multiplicar el riesgo de sufrir un cáncer. La Ciencia lo ha demostrado con creces, hasta el punto de que se estima que la mitad de los tumores podría prevenirse con factores modificables como la dieta y está comprobado por numerosas investigaciones que lo que comemos puede influir en el riesgo de desarrollar cáncer, pero no siempre está claro qué alimentos o patrones dietéticos son los mejores para la prevención del tumor. Ahora, los resultados de un nuevo estudio sugieren que la calidad general de la dieta de una persona puede ser la clave.

El estudio, basado en los datos de más de 65.000 mujeres posmenopáusicas a las que se hizo un seguimiento durante más de dos décadas, descubrió que una dieta saludable basada en vegetales y verduras estaba relacionada con un 14% menos de riesgo de desarrollar cáncer de mama, mientras que una dieta poco saludable estaba relacionada con un riesgo 20% mayor de este tumor. Los resultados fueron consistentes en todos los subtipos de cáncer de mama.

«Estos resultados ponen de manifiesto que aumentar el consumo de alimentos vegetales saludables y disminuir el consumo de alimentos vegetales o animales menos saludables podría ayudar a prevenir todos los tipos de cáncer de mama», afirma Sanam Shah, doctoranda del Centro de Investigación en Epidemiología y Salud de la Población de la Universidad de París-Saclay (Francia), autora principal del estudio, presentado en línea en el Congreso Nutrition 2022, la principal reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición.

Estudios anteriores han examinado los riesgos de cáncer asociados a diversos patrones dietéticos, como la dieta occidental, la dieta mediterránea y las dietas vegetarianas. Aunque algunos estudios sugieren que las dietas con menor o nulo consumo de carne ofrecen beneficios para la salud, los resultados han sido algo dispares. Para el nuevo trabajo, los investigadores se centraron en diferenciar entre los alimentos vegetales saludables -como los cereales integrales, la fruta, las verduras, los frutos secos, las legumbres, los aceites vegetales y el té o el café- y los alimentos vegetales que el estudio clasificó como menos saludables, como los zumos de frutas, los cereales refinados, las patatas, las bebidas azucaradas y los postres.

«La diferencia de nuestro estudio es que hemos podido desentrañar los efectos de la calidad de los alimentos vegetales, algo que no había sido objeto de estudios anteriores sobre otros patrones dietéticos. Al puntuar los alimentos sanos, insanos y de origen animal, analizamos de forma exhaustiva la ingesta de alimentos teniendo en cuenta la ‘salubridad’ de los grupos de alimentos», afirma Shah.

Fuente: La Razón 19-06-2022


Etiquetas asignadas al artículo:
CáncerCáncer de mamaDietamama

Artículos relacionados

Feliz 2020

El equipo de Tweetsalud desea un feliz y próspero año 2020.

La periodontitis aumenta el riesgo de infarto

Importancia de la salud de las encías respecto a la salud cardiovascular. La infección e inflamación característica de la periodontitis afecta de

Científicos desarrollan análisis facial en 3D para detectar síndromes genéticos

Sensibilidad del 100 % y una especificidad del 92,11 %. Científicos de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y de