Diseñan el primer marcapasos temporal que se disuelve en el organismo

Diseñan el primer marcapasos temporal que se disuelve en el organismo

Pesa menos de medio gramo, no tiene cables y se ha demostrado su eficacia en modelos animales

Investigadores de las universidades Northwestern y George Washington han desarrollado el primer marcapasos temporal. Es inalámbrico, no tiene batería y desaparece cuando ya no se necesita.

Podría utilizarse en pacientes que requieren una estimulación cardíaca temporal después de someterse a una cirugía cardíaca o mientras esperan un marcapasos permanente. Todos sus componentes son biocompatibles y se absorben de forma natural en los biofluidos del cuerpo en el transcurso de cinco a siete semanas sin necesidad de extracción quirúrgica.

El dispositivo, que es fino, flexible y ligero (pesa menos de medio gramo), recolecta energía de forma inalámbrica de una antena remota externa utilizando protocolos de comunicación de campo cercano, la misma tecnología utilizada en los teléfonos inteligentes para pagos electrónicos. Esto elimina la necesidad de baterías voluminosas y hardware rígidos, incluidos cables (o conductores). Los cables no solo pueden introducir infecciones, sino que también pueden quedar envueltos en tejido cicatricial, causando más daño cuando se retiran, aseguran los investigadores en el estudio.

Los investigadores de este estudio, publicado hoy en la revista «Nature Biotechnology», han demostrado la eficacia del dispositivo en una serie de modelos animales grandes y pequeños. Es decir, todavía queda un largo proceso para que sea real en humanos, pero se trata, en cualquier caso, de todo un avance.

“El hardware colocado dentro o cerca del corazón crea riesgos de infección y otras complicaciones”, afirma John A. Rogers, de la Universidad de Northwestern, quien dirigió el desarrollo del dispositivo. “Nuestros marcapasos transitorios inalámbricos -prosigue- superan las desventajas clave de los dispositivos temporales tradicionales al eliminar la necesidad de cables percutáneos para los procedimientos de extracción quirúrgica, lo que ofrece la posibilidad de reducir los costos y mejorar los resultados en la atención del paciente. Este tipo inusual de dispositivo podría representar el futuro de tecnología de estimulación temporal“.

Fuente: La Razón 02-07-2021


Etiquetas asignadas al artículo:
biofluidosmarcapasos

Artículos relacionados

Ejercicio para prevenir la depresión

Depresión. El ejercicio físico ayuda a revenir la depresión y sería suficiente con dedicar una hora semanal. Es la conclusión

Los niños obesos presentan alteraciones en el cerebro

Estudio, que publica la revista “Cerebral Cortex”. La obesidad se vincula a los malos hábitos alimentarios, pero un estudio liderado por

España, noveno puesto de Europa en potencial de productividad

España se mantiene en el noveno puesto del ranking de países europeos según su potencial productivo en el sector farmacéutico,