Al parecer cuanta más tecnología se incorpora a una empresa, más estrés tienen quienes trabajan a distancia, según un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos.

Para los que teletrabajan, “la falta de límites, el absentismo, el aislamiento social y la falta de apoyo y progresión profesional podrían ser las desventajas del teletrabajo”, según nombran expertos de la consultora Evoluziona.
Cómo podemos hacer frente al tecnoestrés:
  • Tomar consciencia del estrés
  • Poner límites y tomar el control del tiempo
  • Marcarse un horario, programando también las pausas
  • Aprovechar las pausas para comer frutos secos, verdura, fruta o cereales, alimentos que proporcionan energía, nutrientes y vitaminas muy necesarias.
  • Fuera distracciones como las redes sociales
  • Hacer ejercicios