Un análisis de sangre puede detectar el Alzhéimer con una precisión del 90%

Un análisis de sangre puede detectar el Alzhéimer con una precisión del 90%

Detectar cambios en etapas preclínicas.

Una investigación llevada acabo por varios centros, en la que ha participado el Hospital de Sant Pau de Barcelona, ha desarrollado una analítica de sangre con la que se podría diagnosticar el Alzheimer con una precisión de entre el 90 y el 95%. Esta prueba serviría para detectar un biomarcador clave de esta enfermedad llamado p-tau217, que aumenta a la vez que otras proteínas dañinas (beta amiloide y tau) que se acumulan en el cerebro de estos pacientes.

Los resultados de este estudio se han publicado en la revista ‘Jama Neurology» y «abren la puerta a diagnosticar el Alzheimer con una prueba de sangre». Hasta hace unos años sólo se podía detectar esta patología con un estudio ‘post mortem’ de muestras del cerebro.

Los investigadores han analizado muestras de 786 participantes, con una media de edad de 66,3 años.

El responsable de la plataforma de biomarcadores de la Unidad de Memoria del Hospital de Sant Pau, Dani Alcolea, ha confirmado que este biomarcador tiene una precisión de entre el 90 y el 95% y que es el «ha dado mejores resultados».

El biomarcador p-tau217 tiene una precisión parecida a la de los biomarcadores en el líquido cefalorraquídeo y ha demostrado ser «particularmente efectiva» para detectar cambios longitudinales incluso en las etapas preclínicas de la enfermedad.

Fuente: Onda Cero 27-01-2024


Etiquetas asignadas al artículo:
Alzhéimeranálisis de sangre

Artículos relacionados

Ojo seco, el 60% de la población mayor de 45 años

Más del 60% de la población mayor de 45 años sufre de ojo seco en España, unas cinco millones de

Alimentos que disparan el riesgo de sufrir un cáncer

La OMS alerta del peligro que pueden suponer para la salud El cáncer es una de las enfermedades más temidas de

¿Se podrá prevenir el cáncer de estómago causado por una bacteria?

Helicobacter pylori es responsable del 90% de los tumores gástricos. Investigadores del Instituto Nacional de Engenharia Biomédica (INEB) de Oporto