Dr. Dávila: «Las enfermedades alérgicas tienen base genética, pero son necesarios factores ambientales»

Dr. Dávila: «Las enfermedades alérgicas tienen base genética, pero son necesarios factores ambientales»

«La primavera en general, y para el modelo predictivo de los pólenes de gramíneas en particular, va a ser más intensa que la anterior»

Ignacio Jesús Dávila González, jefe de Sección de Alergología del Hospital Universitario y catedrático de la Facultad de Medicina de Salamanca, es también presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). 

Pregunta.- Las alergias en España son un auténtico problema de salud pública: más de 8 millones de personas padecen algún episodio y se estima que en 2050, cerca de un 50% lo padecerá. ¿Por qué se está disparando de manera tan elevada esta prevalencia que parece ya imparable?

Respuesta.-El motivo último no se conoce bien. De modo sintético, parece que se debe a factores ambientales que actúan sobre una predisposición genética. Entre ellos, cambios en la microbiota, en nuestra relación con las infecciones (se han reducido notablemente las infecciones relacionadas con un perfil Th1, antagónico del perfil Th2), agentes contaminantes diversos, tabaquismo, factores perinatales y otros. Un aspecto importante son los cambios en la inmunorregulación de estas enfermedades, inducidos, al menos en parte, por estos factores.

P.- Si el cambio climático está afectando directamente a la población, ¿cómo se puede prevenir algo cuya afección es genética? 

R.-En realidad, las enfermedades alérgicas presentan una base genética, pero son necesarios factores ambientales, como los anteriormente citados. Estos factores actúan sobre una base genética, induciendo, en una determinada circunstancia, como puede ser, por ejemplo, una infección vírica, la aparición de la sintomatología. Además, se pueden producir cambios epigenéticos, es decir cambios que modifican la expresión de los genes sin afectar a la secuencia de ADN, que pueden suceder en un tiempo mucho menor.

Fuente: OK Diario 04-04-2024



Artículos relacionados

La actividad reduce el riesgo cardiovascular en mayores con movilidad reducida

Reducir el tiempo dedicado al sedentarismo incluso mediante la participación en actividades de baja intensidad podría tener importantes beneficios cardiovasculares

Lanzan un nuevo tratamiento para el VIH: un único comprimido con dos fármacos

Combinación de dolutegravir y lamivudina. Muchas de las personas que viven con VIH en España -los pacientes que inician tratamiento y los

Nivolumab, el nuevo fármaco contra el cáncer de pulmón

Lo financiará Sanidad y aumenta la supervivencia. El Sistema Nacional de Salud ha aprobado la financiación del uso de nivolumab (Opdivo) en