La toxina botulínica aporta mejoras funcionales y estéticas en patologías faciales como el bruxismo

La toxina botulínica aporta mejoras funcionales y estéticas en patologías faciales como el bruxismo

La toxina botulínica aporta mejoras funcionales y estéticas en patologías faciales como el bruxismo, la hipertrofia de los músculos maseteros o la luxación recidivante de la articulación temporomandibular (ATM), según ha mostrado un análisis de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM).

Se utiliza en cirugía oral y maxilofacial para tratar patologías relacionadas con los músculos mandibulares e hiperfunción muscular. Es el caso del dolor miofascial asociado al bruxismo, que se caracteriza por apretamiento de los dientes, daño y abrasión dental, y dolor en las regiones maseterinas, sobre todo de predominancia matutina.


Artículos relacionados

Adenocarcinoma pulmonar: ¿Cómo se trata?

Afecta a las zonas periféricas de los pulmones. Se trata de un tipo de carcinoma pulmonar no microcítico (es decir,

Grifols abrirá 65 centros de recogida de sangre en EEUU hasta el año 2020

La compañía Grifols, que obtiene de la recogida de sangre el plasma necesario para elaborar sus medicamentos, ha puesto en marcha un plan para pasar

¿Qué es la ictiosis?

Guía para pacientes que sufren la enfermedad La ictiosis es una enfermedad crónica y rara que afecta a la piel