Un dispositivo detecta anomalías del corazón de forma precoz

Un dispositivo detecta anomalías del corazón de forma precoz

Cada año mueren más personas por una enfermedad cardiovascular que por cualquier otra causa en el mundo

MyoStrain es una tecnología de diagnóstico por imagen que ha venido para revolucionar la Cardiología al detectar disfunciones que eran invisibles para las pruebas de diagnóstico convencionales. «Permite diagnosticar precozmente la disfunción cardíaca y conocer su localización y alcance antes de que el paciente presente síntomas o daños cardíacos», explica el doctor Eliseo Vañó Galván, director médico del servicio de Resonancia Magnética y TAC del Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid.

Esta nueva herramienta permite prevenir de forma activa una enfermedad cardiovascular que si se diagnostica a tiempo puede ser en gran medida reversible, como es el caso de sufrir una cardiopatía por hipertensión.

MyoStrain identifica las zonas más débiles del corazón y es capaz de evaluar cuál es el grado de salud del corazón, lo que permite estratificar el riesgo que tiene un paciente de desarrollar en un futuro una enfermedad cardiovascular (esa probabilidad es la que el paciente puede tener a lo largo de su vida salvo que cambie patrones y hábitos de vida) y todo ello en cuestión de minutos.

Fuente: La Razón 29-06-2022


Etiquetas asignadas al artículo:
Hospital Nuestra Señora del Rosario

Artículos relacionados

Un masaje cardíaco en los primeros cuatro minutos aumenta las posibilidades de recuperación en más del 50%

Realizar un masaje cardíaco durante los cuatro minutos inmediatamente posteriores a una parada cardiorrespiratoria aumenta las posibilidades de recuperación del

Estudio pionero en terapia de cáncer de vejiga

Jesús García-Donas, jefe del programa de Cáncer Genitourinario, Ginecológico y Dermatológico del Centro Integral Oncológico Clara Campal HM Ciocc, ha

Nuevas versiones técnicas de edición genética

Edición genética. CRISPR, permite reparar mutaciones en el ARN relacionadas con anemia y diabetes mediante edición genética. Fuente: El País